La identificación y tratamiento oportunos de los trastornos mentales representan una parte primordial de la atención que la SSG brinda a la población. Sin embargo, dichas acciones implican una respuesta ante la emergencia de síntomas y malestares emocionales que, a través de diversas estrategias, se pueden retardar, atenuar o prevenir.

Por lo anterior, la SSG invita a padres de familia a tomar en cuenta los factores que promueven la salud mental y el bienestar psicológico de sus hijos:

Estar al pendiente de las actividades de sus hijos y brindarles apoyo cuando lo soliciten.
Ayudarlos a desarrollar habilidades sociales a través de la convivencia con otros niños.
Brindarles confianza para lograr sus objetivos.
Impulsar en ellos la búsqueda de ayuda cuando tengan problemas, y la búsqueda de consejo cuando lo requieran.
Ayudarlos a tener experiencias y conocimientos nuevos.
Fomentar la participación en agrupaciones deportivas, religiosas o culturales.
Vigilar que la relación de sus hijos con compañeros, profesores y adultos sea respetuosa y no violenta.
Facilitar la resolución de conflictos con compañeros, profesores y/o adultos a través del diálogo y la conciliación.

Tomar en cuenta estos factores favorecerá el desarrollo saludable de niños y adolescentes. Así mismo, será importante que los menores cuenten con vínculos afectivos significativos, lo que permitirá que, en caso de presentarse algún trastorno mental, éste pueda identificarse a tiempo y se pueda atender.

La SSG recomienda a los padres de familia estar alertas a cambios repentinos en el comportamiento de sus hijos, mismos que se pueden presentar bajo las siguientes formas: .

  • Falta de interés en sus actividades cotidianas.
  • Cambio abrupto en el rendimiento escolar.
  • Disminución del esfuerzo en su vida en general.
  • Comportamiento inadecuado en el hogar en su salón de clases.
  • Deserción escolar.
  • Conductas de riesgo como consumir alcohol, tabaco o drogas.
  • Conductas en las que el niño se causa daño a sí mismo como mordidas, cortadas, quemaduras.
  • Irritabilidad, enojo, impulsividad, agresión.
  • Poca tolerancia a eventos que escapan a su control.
  • Participación en incidentes violentos.

Los síntomas antes descritos pueden ser consecuencia de distintas formas de malestar emocional, por lo que la SSG exhorta a que, en caso de identificar alguno de los síntomas descritos anteriormente, se busque ayuda profesional de psicólogos y/o psiquiatras, acuda al Centro de Salud más cercano o llame a la Línea de Atención Telefónica para Crisis Psicológica al teléfono 800 2900024, que atiende durante las 24 horas los 365 días del año, para recibir asesoría y referencia a los servicios de salud mental.