Las enfermedades mentales y los trastornos de la conducta son un problema cada vez mayor que según se calcula afecta a una de cada cuatro personas a lo largo de su vida.

No obstante, hay estrategias de prevención que pueden evitar que estos padecimientos se presenten y que se pueden desarrollar no sólo desde el sector salud, sino también desde otros sectores como el de atención infantil, el sector educativo, laboral, etc.

Para prevenir los padecimientos mentales es importante tomar en cuenta los factores de riesgo y los factores protectores. Los factores de riesgo son aquellos que incrementen la probabilidad de que aparezcan enfermedades, mientras que los factores protectores son aquellos que mejoran la resistencia de las personas antes los factores de riesgo y los trastornos.

Aquí te compartimos algunos factores que te protegerán de padecer alguna enfermedad mental:

  1. Capacidad para afrontar el estrés.
  2. Capacidad para afrontar la adversidad.
  3. Adaptabilidad.
  4. Autonomía.
  5. Estimulación cognitiva temprana.
  6. Ejercicio
  7. Sentimientos de seguridad.
  8. Sentimientos de dominio y control.
  9. Buena crianza.
  10. Alfabetización.
  11. Apego positivo y lazos afectivos tempranos.
  12. Interacción positiva entre padres e hijos.
  13. Habilidades de resolución de problemas.
  14. Conducta pro-social.
  15. Autoestima.
  16. Destrezas vitales.
  17. Destrezas sociales y de manejo de conflictos.
  18. Crecimiento socio-emocional.
  19. Apoyo social de la familia y amigos.

Dado que es muy difícil controlar los factores de riesgo relacionados con las posibilidades económicas, sociales y/o educativas, es importante desarrollar los factores protectores que tienen que ver con las habilidades personales. Entre mayor sea la capacidad para adaptarse, soportar las adversidades y el estrés asociado a las mismas, mayor será la capacidad para mantener la salud mental.

Acércate a tu Centro de Salud más cercano para desarrollar tus factores protectores en salud mental, o llama al teléfono 800 2900024, que atiende durante las 24 horas, los 365 días del año, para recibir asesoría y referencia.